Páginas al viento

Un lugar donde reflexionar… Por Francisco Javier R. S.

  • Intenciones del Santo Padre. Julio 2015

    Intención general

    Para que la responsabilidad política sea vivida a todos los niveles como una forma elevada de caridad.

    Intención misionera
    Para que, ante las desigualdades sociales, los cristianos de América Latina den testimonio de amor a los pobres y contribuyan a una sociedad más fraterna.

  • Vídeo mensual

    Vídeo sobre como ser un digno servidor del altar (en inglés)

    The Altar Server

  • Visión Actual

    Publicación de la Comisión Teológica Internacional sobre la Teología Hoy.

    Publicación

1. Aproximación a la noción de Revelación

Posted by francescopetrarca en 25 febrero 2009

Revelación, en sentido cristiano, significa manifestación, mostración, y expresa la acción divina de darse a conocer a los hombres. Es una acción gratuita, generosa, no debida, como todas las que Dios realiza en relación con los hombres; nada hay en Dios que le obligue a crear y, menos aún, que le obligue a dar a una de sus criaturas, como es el hombre, un fin sobrenatural. Dentro de este fin sobrenatural y gratuito se ha de entender la acción reveladora de Dios.

Se puede ilustrar la noción de Revelación entendiéndola como un diálogo que se establece entre dos seres inteligentes, en el que ambos mutuamente se relacionan y, en cierto modo, entregan su intimidad. Esta ilustración, sin embargo, es sólo un puro ejemplo que resultaría insuficiente e inexacto, si se tomase al pie de la letra (La Revelación es también, y sobre todo, una enseñanza de Dios al hombre). Cuidando, por tanto, su alcance meramente aproximado, cabe pensar en la Revelación de esa manera: Dios crea un ser de naturaleza racional como es el hombre, inteligente y libre, y le dota de un fin sobrenatural, es decir, de un destino eterno que consiste en gozar para siempre junto a Dios después de esta vida; dicho fin es propuesto, pero no impuesto: el hombre habrá de alcanzarlo por medio de acciones libres adecuadas a su naturaleza, auxiliado siempre por la gracia de Dios. Para dirigirse hacia ese fin sobrenatural y gratuito, el hombre debe previamente conocerlo y, una vez conocido, desearlo y tratar de conseguirlo. La Revelación es justamente la acción divina de manifestar este fin, que es Él mismo, y los medios que cada hombre ha de poner para llegar hasta él.

Es la primera parte del diálogo: Dios se da, se entrega amorosamente a su criatura, da a conocer su ser, su vida, sus designios eternos. La segunda parte es la respuesta del hombre, de cada hombre en particular, de aceptar también con amor lo que Dios le comunica y adecuar su vida de acuerdo con las enseñanzas reveladas: eso es, en términos generales, la fe, de la que se hablará a continuación. Sólo queda subrayar que la revelación divina se realizó según el camino preciso anteriormente señalado.**

** Esta frase última hace referencia a los capítulos anteriores que no están puestos aquí y que hablan de los “pasos” de la Revelación en el Pueblo Judío.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: