Páginas al viento

Un lugar donde reflexionar… Por Francisco Javier R. S.

  • Intenciones del Santo Padre. Julio 2015

    Intención general

    Para que la responsabilidad política sea vivida a todos los niveles como una forma elevada de caridad.

    Intención misionera
    Para que, ante las desigualdades sociales, los cristianos de América Latina den testimonio de amor a los pobres y contribuyan a una sociedad más fraterna.

  • Vídeo mensual

    Vídeo sobre como ser un digno servidor del altar (en inglés)

    The Altar Server

  • Visión Actual

    Publicación de la Comisión Teológica Internacional sobre la Teología Hoy.

    Publicación

El Rito Romano

Posted by francescopetrarca en 11 julio 2009

Gracias al motu propio “Summorum Pontificium” del Papa Benedicto XVI publicado en 2007, cuyo segundo aniversario se celebró hace algunos días; la Misa Tridentina o según el Misal del Beato Juan XXIII, volvía a estar activa en la Iglesia. La noticia trajo gran expectación en toda la Iglesia, y como todo hecho, siempre conlleva dos opiniones distintas: unos defienden la misa Novus Ordo según el Concilio Vaticano II y otros, los mal llamados “tradicionalistas” (pues la Iglesia Viva contempla toda la Tradición) defiende la Misa Tridentina… Como cosa evidente, se llega a que la verdad en asuntos mundanos, siempre se encuentra en el punto medio (https://francescopetrarca.wordpress.com/2009/02/26/el-punto-medio/) y he decidido hacer un pequeño análisis de este hecho apoyándome en la tesis defendida por el Abad benedictino de Nursia (Italia).

Empecemos con una pequeña explicación:

El rito romano de la Misa conlleva, gracias al “Summorum Pontificium”, dos formas: forma ordinaria (Novus Ordo) y forma extraordinaria (Misa Tridentina). Ambas formas son totalmente y plenamente válidas para celebrar la Santa Misa y el motu propio papal surgió para poner en evidencia que durante el Concilio Vaticano II no se prohibió la Misa “Tradicional”, sino que se dejó “un poco” de lado. Así de este modo, no se trata de rechazar una a favor de otra o ni siquiera decir: “una es mejor que otra, porque una es más espiritual que la otra o porque una es más inteligible que la otra”. ¿ Y por qué estos argumentos no tienen sentido? Porque ambas formas pueden beneficiarse.

Pongamos las palabras del Abad de Nursia:

“[…] la Forma Ordinaria pone el acento en la comprensión racional, en expresarse, por así decirlo, en prosa. La Extraordinaria se basa fuertemente en la gestualidad, el simbolismo, la intuición, el silencio, la acción ritual sin palabra, podríamos decir que habla en poesía… y el hombre aprende tanto de modo racional como de modo intutivo”.

Los monjes benedictinos de Nursia han recibido el encargo expreso del Papa de oficiar la Misa en las dos formas, y enseguida se han percatado del esplendor y belleza tanto interna como externa que presentan las dos formas y ni una sola coma hay que añadir a su declaración…

Y es que la Santa Misa es adoración, belleza, comunión, Amor y santidad…

¡Oremos para que todos los católicos podamos gozar del beneficio de las dos formas!

(Novus Ordo)

 

 

 

 

 

 

(Misa Tridentina)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: