Páginas al viento

Un lugar donde reflexionar… Por Francisco Javier R. S.

  • Intenciones del Santo Padre. Julio 2015

    Intención general

    Para que la responsabilidad política sea vivida a todos los niveles como una forma elevada de caridad.

    Intención misionera
    Para que, ante las desigualdades sociales, los cristianos de América Latina den testimonio de amor a los pobres y contribuyan a una sociedad más fraterna.

  • Vídeo mensual

    Vídeo sobre como ser un digno servidor del altar (en inglés)

    The Altar Server

  • Visión Actual

    Publicación de la Comisión Teológica Internacional sobre la Teología Hoy.

    Publicación

Juicios y Prejuicios- Sir Thomas Browne

Posted by francescopetrarca en 25 septiembre 2009

“Nadie puede censurar o condenar a otro, porque nadie conoce perfectamente al otro.” (Sir Thomas Browne).

  

 

Tenemos que reconocerlo: tenemos propensión a juzgar y condenar a nuestro prójimo y señalar y aborrecer el “mal” que vemos que haga o cometa.

Jesucristo nos lo advirtió en sus enseñanzas, porque Él nos conoce y sabe lo que somos y de lo que carecemos; y entre otras, particularmente me voy a quedar con dos ejemplos:

Pues Dios os juzgará de la misma manera que vosotros juzguéis a los demás; y con la misma medida con que midáis, Dios os medirá a vosotros.” [Mt 7,2].

Y si no te das cuenta del tronco que tienes en tu ojo, ¿cómo te atreves a decirle a tu hermano: ‘Hermano, déjame sacarte la paja que tienes en el ojo’? ¡Hipócrita!, saca primero el tronco de tu ojo y así podrás ver bien para sacar la paja del ojo de tu hermano.”  [Lc 6, 42]

Muchísimas veces… demasiadas veces cuando algún hermano peca, nos aferramos a ver su pecado y le negamos el perdón, puesto que nos horroriza lo que ha hecho. Entonces lo apartamos de nosotros, como si nada bueno fuera a salir de esa persona… Pero tenemos que imitar a Cristo y sacar el tronco de nuestros ojos, ya que no es lo que nuestro hermano haya hecho, eso no importa; lo que a Dios le importa es las razones que han llevado al prójimo a cometer ese pecado; razones que sólo Dios puede comprender… ¡Y Él siempre perdona! ¿No tenemos nosotros que someternos a su Eterna Justicia y aceptar su Veredicto?

No podemos juzgar, no podemos condenar; porque con nuestros ojos, vemos malicia en algún hermano o hermana nuestro, pero es solo la parte externa. Ninguno de nosotros, sólo Dios, puede ver en lo oculto, en lo que hay dentro del Alma y del Corazón… Y quizás allí, haya Amor y arrepentimiento… Algo que nuestros orgullosos ojos son incapaces de ver.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: