Páginas al viento

Un lugar donde reflexionar… Por Francisco Javier R. S.

  • Intenciones del Santo Padre. Julio 2015

    Intención general

    Para que la responsabilidad política sea vivida a todos los niveles como una forma elevada de caridad.

    Intención misionera
    Para que, ante las desigualdades sociales, los cristianos de América Latina den testimonio de amor a los pobres y contribuyan a una sociedad más fraterna.

  • Vídeo mensual

    Vídeo sobre como ser un digno servidor del altar (en inglés)

    The Altar Server

  • Visión Actual

    Publicación de la Comisión Teológica Internacional sobre la Teología Hoy.

    Publicación

Confesión y Comunión en el protestantismo radical

Posted by francescopetrarca en 1 octubre 2010

“Sostengo pues que en la Santa Cena, Jesucristo se nos da verdaderamente bajo los signos del pan y del vino, y que verdaderamente se nos da su cuerpo y su sangre, en los cuales ha cumplido toda justicia su obediencia para alcanzarnos la salvación”.

Hermosa frase que habla sobre la presencia real de Cristo en la Eucaristía… ¿De quién es? Podríamos pensar que se trata de algún Santo muy docto. ¿Un doctor de la Iglesia quizás? ¿Santo Tomás? ¿San Agustín?

Todas las conclusiones nos llevan al error, puesto que se trata de: ¡Juan Calvino! (En concreto el fragmento proviene de su “Institución de la Religión Cristiana”, Libro IV, Capítulo XVII, punto 11.)

Desde mi gran interés reciente por el estudio de la Historia de la Iglesia entre los siglos XIV y XVI (que fue la época más convulsa con la continua aparición de Iglesias Protestantes y que nos llevó a la Contrarreforma con santos de la talla de San Ignacio de Loyola), no me canso de descubrir como los protestantes del pasado tenían una “concepción muy católica” de la doctrina cristiana. Es cierto que Lutero y Calvino “excomulgaron” al Santo Padre, es cierto que se dejaron llevar por gran cantidad de errores como la predestinación (Calvino), la consustanciación (Lutero)… Muchas veces debido a los abusos de la Iglesia en aquellos tiempos se radicalizaron algunas posturas y ¡gracias a Dios! la Iglesia se Rereformó (Concilio de Trento) para terminar con tantos errores puesto que el Espíritu de Dios perfecciona a la Iglesia en el devenir de su Historia. Pero a pesar de la radicalización de algunas posturas y de la inclusión de muchos errores, descubrimos a veces para nuestro a sombro que no se parecen en nada a los protestantes de hoy en día.

Hoy en día los protestantes no creen en la Santa Cena: lo consideran un mero símbolo, un mero signo y que solo pertenece al campo de una fe imaginativa. Recordamos que Santo Tomás de Aquino dijo: “El cuerpo y la sangre de Cristo se toman por la fe puesto que no somos capaces de sentir su presencia con los sentidos”. Pero Santo Tomás no nos dice que el cuerpo de Cristo no esté ahí y es lo mismo que entiende Calvino:

Y si bien todos los beneficios se reciben por la fe, de ningún modo admito el subterfugio de que, aunque recibimos a Jesucristo por la fe, lo recibimos solamente con el pensamiento y la imaginación”

Sorprendete afirmación que choca con todos los idearios de las nuevas Iglesias Protestantes e ¡incluso de las herederas del Calvinismo!

Es cierto que Calvino niega la “transubstanciación” que afirma la Iglesia Católica, pero si la niega es por torpeza puesto que nos indica:

Si alguno insiste en preguntarme cómo se realiza esto [La Consagración], no tengo inconveniente en confesar que es un misterio tan profundo que ni mi entendimiento lo puede comprender, ni acierto a explicarlo con palabras. Y para decirlo más claramente: más bien lo experimento, que lo entiendo. Por ello, para no alargar más esta disputa, yo adoro y abrazo la promesa de Jesucristo, en la cual podemos descansar. El declara que su carne es el sustento de nuestra alma, y su sangre nuestra bebida. Yo le ofrezco mi alma para que la sustente y mantenga con ese alimento. Él ordena que en su Cena reciba su cuerpo y su sangre bajo los signos de pan y de vino; me mando que lo coma y que lo beba. Yo por mi parte no dudo, sino creo que verdaderamente me lo da y que lo recibo.” [Íbid, Libro IV, Capítulo XVII, Punto 32].

Si desprecia la trasubstanciación es por más “sentimiento de desprecio” y deseo de diferenciarse de aquellos de los que se estaba separando (la Iglesia Católica) que por doctrina “convicente” tal y cómo vemos. Además Calvino recomienda la comunión frecuente en el punto 44 del mismo capítulo.

Nunca le podremos excusar, puesto que comete gran cantidad de errores que casi siempre revuelve entre insultos, pero es curioso que una de las cosas que los protestantes de hoy en día desprecian: el Cuerpo y la Sangre de Jesús, sea tan preciado por uno de sus “primeros maestros”.

También convendría hablar del Sacramento de la Penitencia. Es curioso cómo Calvino a pesar de negar la Confesión como sacramento y condenar la confesión auricular hace en el Capítulo IV del Libro III de esa misma obra una defensa o más bien, establece como gran consejo “Confesar los pecados”.

Veamos los textos:

“En cuanto a la confesión ordinaria, que se hace en general por todo el pueblo, además de estar aprobada por el mismo Señor, nadie que esté en su sano juicio, después de considerar su provecho y utilidad, se atreverá a menospreciarla y condenarla. Pues como en todas nuestras reuniones en el templo, nos presentamos delante de Dios y de sus ángeles, ¿cómo podremos comenzar mejor que por el reconocimiento de nuestra miseria?” [Punto 11]

“Por lo tanto, cada uno de los fieles, cuando se encuentre fatigado y con el corazón angustiado por el remordimiento de los pecados, de tal manera que no logre sosegarse ni encontrar reposo sino buscando ayuda en otra parte, no menosprecie el remedio que el Señor le ofrece; descubra en particular su corazón a su pastor, para encontrar alivio, e implore particularmente su ayuda, ya que su oficio es consolar al pueblo en público y en secreto con la doctrina del Evangelio.” [Punto 12]

Por lo demás, tan lejos está de mi ánimo oponerme a que las ovejas acudan a su pastor, cada vez que han de recibir la Cena, que desearía vivamente que en todas partes se observase esta costumbre. Porque los que tienen algún impedimento de conciencia podrían servirse de esta oportunidad para consolarse, y el pastor tendría ocasión de amonestar a los que lo necesitaran.” [Punto 13]

Es decir, que Calvino nos recomiendo la confesión antes de tomar la Comunión (Como la Iglesia Católica), la necesidad de hacer confesión pública de los pecados en cada ceremonia (como nosotros al comienzo de la Misa) y la necesidad de buscar consuelo en la confesión al pastor (como nosotros al sacerdote). Aunque eso sí, nunca podremos negar que desprecia el sacramento, sin embargo cualquiera se podría quedar perplejo de asombro al comparar la doctrina de Calvino y la de las Iglesias Evangélicas actuales, que si antes la doctrina de Calvino se parecía en algo a la de Nuestra Santa Madre Iglesia Católica, ahora en el presente podrían parecer hasta religiones completamente diferentes.

 

Como conclusión me gustaría señalar la importancia que tiene la Eucaristía y la Confesión en la religión cristiana tan bien defendida por la Iglesia Católica en todos los tiempos y que ha sido como siempre explicada en todos los Concilios Universales de la Iglesia.

Un último consejo y exhortación: frecuentad la Confesión y la Comunión, y la Comunión en la boca. Si hasta los protestantes luteranos (que consideran que en la Hostia hay Pan y Cristo al mismo tiempo, y no que el Pan se vuelve Cristo) comulgan en la boca… ¿No lo vamos a hacer los Católicos que tenemos una creencia más perfecta en la Comunión?

Sirva de testimonio la imagen de un Pastor Luterano y de sus fieles y sigamos el ejemplo del Papa que administra la comunión en la boca:

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: