Páginas al viento

Un lugar donde reflexionar… Por Francisco Javier R. S.

  • Intenciones del Santo Padre. Julio 2015

    Intención general

    Para que la responsabilidad política sea vivida a todos los niveles como una forma elevada de caridad.

    Intención misionera
    Para que, ante las desigualdades sociales, los cristianos de América Latina den testimonio de amor a los pobres y contribuyan a una sociedad más fraterna.

  • Vídeo mensual

    Vídeo sobre como ser un digno servidor del altar (en inglés)

    The Altar Server

  • Visión Actual

    Publicación de la Comisión Teológica Internacional sobre la Teología Hoy.

    Publicación

“Hay que hacer una cosa sin descuidar la otra”

Posted by francescopetrarca en 22 junio 2011

Entre todos los pasajes de los Evangelios yo diría que no existe ningún capítulo tan controvertido como Mateo 23.

Muchas veces, este capítulo es el abanderado que usan aquellos sectores críticos con la Iglesia argumentando que si hoy Jesús estuviera entre nosotros, diría esas mismas palabras pero cambiando “fariseos” por obispos y sacerdotes.

Otras veces, de forma mucho más sutil, desde sectores cristianos alejados de la Iglesia o desde dentro de la misma incluso (los sectores mal llamados progresistas) se suele usar este mismo pasaje para criticar el Culto a Dios : solo es necesario hacer la Caridad y el Bien para hacer lo que Jesús quiere y tener una vida de auténtico cristiano.

Yo sin embargo destaco de todo este pasaje una frase simple y tajante que pasa casi desapercibida encerrada entre frases con tanta fuerza como “descuidáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe.” y“¡Guías de ciegos, que coláis un mosquito y os tragáis un camello¡”. La susodicha es: “Hay que hacer una cosa sin descuidar la otra”.

Jesús en todo este discurso que realiza no está pidiendo a los fariseos que abandonen su culto: no despreciaba la liturgia, ni el Templo ni las oraciones, al contrario, muestra que también es un aspecto importante de la Vida Espiritual. Y entonces, ¿qué quiere decir Jesús exactamente?  Él solo corregía el espíritu humano (de búsqueda de honor de los hombres, de hipocresía, de inmisericordia, de egoísmo, de engaño…)  con el que ejecutaban esas cosas tan de Dios y ponía en evidencia cuan lejano es ese espíritu humano del Verdadero culto en Espíritu.

Hay que hacer una cosa sin descuidar la otra: Caridad y Culto.

Debemos fijarnos en los santos porque han comprendido perfectamente el mensaje de Jesús. Ninguno despreciaba el Culto ni lo consideraba vacuo o innecesario para una Vida en Cristo. Y sin embargo al mismo tiempo, ninguno despreciaba la Caridad ni dejaba de lado la Misercordia o la Justicia aunque tuviesen que luchar contra el mundo y anteponerse a los poderosos.

Sin embargo en la Iglesia de hoy no seguimos ese ejemplo:

– Unos sobredimensionan el Culto y prescinden de la Caridad considerando solo lo Sagrado como lo único que le agrada a Dios. Rehusan a defender al pobre, al huérfano y a la viuda y menosprecian el ejercicio de la Misericordia para con los “indignos” pecadores. La dignididad del Culto es lo único que importa y no la dignidad de la Persona, pues el Amor de Dios y la meditación de las cosas celestiales está por encima de la búsqueda de la Plena realización de cada hombre (no solo material, sino espiritual).

– Otros sin embargo, sobredimensionan la Caridad ejerciendo una fuerte labor caritativa y social, pero estigmatizan el Culto como si Dios solo fuese agradado en el Amor al prójimo y considerando la Belleza o la Espiritualidad de la Liturgia como un ideal antiético y antiprogreso hacia un mundo más del Espíritu. El hombre es lo único que importa y la Adoración-Oración es algo que no tiene utilidad: solo interesa la Acción.

Sin embargo nos dice Jesús de nuevo: “Hay que hacer una cosa sin descuidar la otra.” Mimo y profunda adoración para el culto a Dios. Justicia, Misericordia y Amor para todos los hombres de este mundo. Este es el único camino para la Santidad.

Siempre miremos a los santos. Siempre. Ellos nos enseñarán a encontrar ese equilibrio perfecto que nos lleva a Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: