Páginas al viento

Un lugar donde reflexionar… Por Francisco Javier R. S.

  • Intenciones del Santo Padre. Julio 2015

    Intención general

    Para que la responsabilidad política sea vivida a todos los niveles como una forma elevada de caridad.

    Intención misionera
    Para que, ante las desigualdades sociales, los cristianos de América Latina den testimonio de amor a los pobres y contribuyan a una sociedad más fraterna.

  • Vídeo mensual

    Vídeo sobre como ser un digno servidor del altar (en inglés)

    The Altar Server

  • Visión Actual

    Publicación de la Comisión Teológica Internacional sobre la Teología Hoy.

    Publicación

Perdónalos porque no sé si saben ni lo que hacen

Posted by francescopetrarca en 16 diciembre 2011

Estos días estamos asistiendo a un escándalo mediático: una vez más se quiere ganar dinero a costa de burlarse o despreciar lo católico aunque esta vez con algo ya verdaderamente provocativo y blasfemo a base de tía, con perdón para las mujeres con sobrino; en cueros vestida de mantilla arrodillada en un reclinatorio ante un altar (y con imagen de Inmaculada Concepción de fondo) y dentro de un templo de una localidad sevillana con la connivencia de una Hermandad de Cofradías (¡católicos!).

Yo hasta ahora había visto u oído hablar de burlas, vejaciones, insultos, mentiras… a la fe; incluso obras de arte religioso-pornográficas expuestas en algunas galerías a lo largo de España. ¡Pero jamás hubiera creído, ni imaginado posible, que tal obscenidad pudiere darse dentro de un templo católico y muchísimo menos con el apoyo de la dirección de una Cofradía! 

Parece ser una empresa de dulces (¿para qué necesitan a la susodicha en pelotas para promocionar galletas?) que está haciendo el agosto, porque de ser una marca cuya existencia ni conocía ni sospechaba, ha pasado en cuatros días a ser el centro de atención nacional. Yo, la verdad, si fuera una persona con tan pocos escrupulos como los dirigentes de semejante empresa haría lo mismo: campañas escandalosas para lucrarme escandalosamente riéndome con los amigotes de la que  “se ha armao”.

Sin embargo, espero una respuesta contundente por parte de la Iglesia. Mucho más contundente que la nota que he visto publicada hoy del Arzobispado de Sevilla. Si hay que hacer un acto de desagravio se hace. Si hay que destituir a la plana mayor de dicha Hermandad e intervenirla temporalmente se hace. ¿Cómo vamos a dejar pasar esta ofensa sin reparación?

 

Ahora bien. Todo este asunto me invita a reflexionar. ¿De verdad que saben lo que hacen? ¿De verdad que tienen “las neuronas en su sitio”? Primero; en el caso de la empresa no dudo de su mala intención, pues es lo que buscaba: publicidad gratis a base de jaleo. Pero… ¿y la chica? ¿Y la Hermandad? ¿Qué tenían mente para dejarse engatusar en semejante despropósito?

Siguiendo un poco a Erasmo de Rotterdam en su Enchiridion, puedo afirmar rotundamente que cuando el alma está muerta, se llega a un estado en que la maldad más abominable se nos aparenta sin importancia o ni siquiera clama a nuestra conciencia en lo más absoluto. Sinceramente la mencionada mujer no sabe que su cuerpo es Templo del Espíritu y los de la Hermandad no saben que la Casa de Dios es casa de oración porque lo más seguro es que no llevarán una vida ni mínimamente cristiana, lo que dice mucho de los integrantes de una supuesta comunidad católica. El pecado, además, verdaderamente nos ciega el entendimiento. No vemos con claridad y disculpamos con cada vez mayor rapidez los vicios que nos retienen en una vida sucia y muerta… El pecado nos lleva a una tortuosa anti-vida. Anti-vida que se manifiesta claramente en este caso en poder tener la capacidad de desnudarse en un recinto sagrado y en dejarse pagar para prestar una ermita con imágenes de tu Cofradía para hacer un calendario quasi erótico. ¿No aman tanto a la Virgen? ¿Entonces por qué ultrajan a nuestra Purísima Madre? ¿Por qué se ríen de Ella de esta manera?

 

Quiero por eso pedir al Cielo el perdón y la conversión de todos los implicados en este escándalo, porque me resisto a creer que lleguen siquiera a conocer plenamente el alcance de los actos que están realizando; aunque esto no les exime de culpa y que exige rectificación y arrepentimiento.

Que Dios les conceda convertir sus corazones a Él.

Una respuesta to “Perdónalos porque no sé si saben ni lo que hacen”

  1. francesopetrarca said

    Por lo pronto algo que pido se va a cumplir:

    http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=10761

    ¡Gloria a Dios!🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: